Adicto al celular. Como usar el celular para curarte

¿Escuchas o sientes notificaciones fantasmas? ¿Te despiertas a media noche a mirar si tienes mensajes? ¿Necesitas andar con el cargador porque quedarte sin carga te aterra?

Si es así, tal vez seas un adicto al celular, tal vez no lo quieras reconocer, pero los adictos casi nunca reconocen sus adicciones.

Según una investigación realizada por el Ministerio de Sanidad de España, los jóvenes entre 14 y 18 años son las más afectados.

Adicto al celular
Miedo a estar sin celular

La adición al celular ya tiene un nombre y se llama nomofobia, de las palabras inglesas «no mobile phone phobia». Este vocablo hace referencia al miedo irracional de estar sin celular.

Existe otros términos para hacer referencia a la adicción al móvil: movilfilia, phubbing en español “ningufoneo”, según wikipedia, “es el acto de ignorar a una persona y al propio entorno para concentrarse en la tecnología móvil”

A pesar de no estar considera como una enfermedad o un trastorno psicológico, ser adicto al celular nos puede causar serios problemas, especialmente en lo laboral así como en nuestras relaciones personales.

De media consultamos nuestro Smartphone más de 100 veces al día, aunque parezca contradictorio podemos utilizar esta estadística como un arma, o mejor dicho podemos utilizar el celular como un aliado para luchar en contra a su adicción.

Ya existen algunas aplicaciones que nos pueden ayudar a contrarrestar la adicción al celular.

Adicto al celular: Apps para combatir la adicción

Que la adicción al móvil no te robe tu familia, tus amigos y tu propia vida. Una buena manera de combatir esta adicción es a través de nuestro propio Smartphone.

 Y para ello podemos instalar algunas apps que nos podrían ayudar:

Moment

“Deja el celular y retoma tu vida” es el lema de Moment, la aplicación para celulares y tablet con sistema operativo iOS, dígase para iPhone y iPad.

Con esta app podemos poner un límite diario de uso, al sobrepasarlo recibiremos una notificación. Si sufrimos un caso extremo, la aplicación nos puede sacar a la fuerza al superar el límite.

Ahora bien, si lo que nos preocupa no está en nosotros si no en nuestros hijos adolecentes, podemos rastrear sus móviles con Moment Family, y establecerles un límite de uso.

Checky

El primer paso para resolver un problema, es reconocer que lo tenemos. Para averiguarlo podemos utilizar la aplicación Checky. Esta App nos brinda la información de cuantas veces al día consultamos el móvil y donde.

Forest

Mantente atento y presente”, es la frase de introducción de la aplicación Foreste. Esta app utiliza un método similar a un juego, el cual inicia con una semilla, y si lo hacemos bien se transforma en un árbol, cosa que solo se conseguirá si no utilizamos el celular para mirar las notificaciones.

Si no lo hacemos bien, Forest nos regañara: “¿Eres tan adicto al móvil que lo miras cada 5 segundos?”

Si esto no funciona y continúa la adicción

Si seguimos adicto a los celulares, a pesar de intentarlo con cada una de estas aplicaciones, tenemos una última opción, el NoPhone.

Esta idea nace de la diseñadora holandesa Ingmar Larsen, trata de la réplica de un Smartphone creado a través de una impresora 3D.

Adicto al móvil
Ejemplo de un NoPhone

El objeto es simplemente una pieza de plástico en forma de iPhone sin funcionalidad alguna, dígase que no hace nada de lo que hace un celular real. Por lo que no estaremos enviando ni recibiendo mensajes.

El NoPhone produce un efecto placebo, nos da la sensación de tener un celular en las manos pero sin la adicción.

Summary
Author Rating
1star1star1star1star1star
Aggregate Rating
no rating based on 0 votes